Dragon Quest - Fly no daibouken - Sección Saga Crocodine
Bienvenida

Saga de Crocodine

Fly, Pop y Tamé se dirigen al Reino de Lomos atravesando el Bosque Mágico donde conocerán a una chica que se llama Mam y que es también discípula del maestro Iván. Ésta les deja pasar la noche en su aldea llamada Neiru, pero Pop se niega y continúan el camino dando vueltas alrededor del Bosque Mágico.

De mientras, el general Hadler da la orden a Crocodine, el Rey de las Bestias, para que se enfrente a Fly y a los demás discípulos, ya que se encuentra en una cueva del bosque. Poco antes del amanecer, Crocodine encuentra a Fly y a Pop y les ataca. Pop, al ver la diferencia de poder que les separa huye y Fly se queda solo ante Crocodine esquivando sus ataques.

Dispuesto a oponerse a su rival, Fly utiliza el Tajo de la Tierra, pero no resulta efectivo debido a que él tiene la piel más dura que el hierro. Al final, aparece inesperadamente Mam disparando un conjuro helador al hacha de Crocodín mientras Fly efectúa un salto delante de la bestia dispuesto a herirle, con lo que gracias al reflejo del hacha congelada y debido al amanecer consiguen deslumbrar a Crocodine y nuestro héroe acierta de lleno en el párpado del rey de las fieras. Es así, que éste huye pero dispuesto a vengarse muy pronto, por lo que nuestros amigos deciden ir al pueblo de Mam a reponer fuerzas para al día siguiente dirigirse al Reino de Lomos.

Es el amanecer en Lomos, y el Rey de las bestias entra en acción con todo su ejército despertando al pueblo y haciendo saltar las alarmas, ya que se dispone a matar al Rey sino encuentra a Fly.

Fly y Mam se percatan de la situación y emprenden rumbo al castillo, pero Pop acobardado por sus ínfimas posibilidades de hacer frente a un terrible enemigo se queda en el apartamento con unos falsos héroes.

Ya en el castillo Fly salva al Rey gracias al conjuro aprendido hace poco, el Mera. Crocodine se sorprende, pero tiene a Blas raptado y bajo su influencia, por lo que Fly se niega a enfrentarse con todas sus fuerzas contra Blas. Debido a esta estratagema, Crocodine aprovecha para utilizar el Golpe Destructor del Rey de las Bestias y poner fuera de combate a la pareja defensora de la justicia.

Al mismo tiempo, en el apartamento se encuentra Pop hablando con un deshonrado mago que le recuerda lo que vale el haber sido discípulo del valeroso Iván, con lo que acto seguido coge fuerzas y recupera el coraje y la valentía disponiéndose a entrar en escena.

En el castillo, Pop hace una entrada espectacular y ataca a la fiera con su vara mágica que posteriormente acaba hecha pedacitos. Lo que pretende es colocar las piedras alrededor de Blas y formar un pentáculo mágico e invocar Mahokatoru para liberar y proteger a Blas.

Entonces, la aparición también de Tamé, que al ver herido a Fly derrama unas lágrimas curativas que le devuelven la vitalidad al valiente guerrero, hace que Fly se despierte furioso y con la misteriosa Marca del Dragón.

Crocodine desesperado utiliza su mayor baza lanzando otra vez el Golpe Destructor del Rey de las Bestias frente a Fly, pero éste repele el ataque con la frente gracias a la misteriosa marca y termina realizando el Corte de Iván para derrotarle.

Crocodine sale malparado pero con una idea de los humanos muy distinta. Gracias a Pop a recuperado el orgullo de un guerrero y a podido valorar que no todos los humanos son iguales, sino que hay algunos que arriesgan su vida por los demás. Esto le conmociona tanto y se siente tan avergonzado de haber utilizado trapos sucios como el escudarse con Blas que acaba tirándose desde lo más alto del palacio acabando con su vida.

Pasada la batalla, el reino es salvado de la destrucción por los tres jóvenes. Los discípulos de Iván son conmemorados por todo el pueblo que les recordará siempre, en especial a Fly como el pequeño héroe.

Argumento
Sagas
Personajes
Manga
Anime
Videojuegos
Merchandising
Ataques
Armas
Objetos
Reinos
Ovas
Entrevista
Multimedia
Dibujos
Opinion
Frikilandia
Links
Webmaster
Enemigos